Síndrome Del Cuidador 👉 Que es y Como Diagnosticarlo

El síndrome del cuidador es un trastorno conocido por hacer que la persona afectada tome roles que no son sus competencia y desarrolle una dependencia emocional.

Este es una condición que se caracteriza por producir fracturas físicas, cognitiva y emocionales en la persona que lo padece.

Por lo general, el cuadro se conforma en la mujeres entre los 20 y 40 años cuando encuentran a un familiar para el cuidado.

La comunidad médica ha tomado preventivas sobre los asuntos porque el cuidado con el paso del tiempo pierde su dependencia como individuo y sus intereses personales.

Los principales síntomas del síndrome del cuidador

Son muchos los indicios que indican cuando una persona están cayendo el trastorno, entre los principales síntoma del síndrome del cuidado tenemos que:

  • Produce agotamiento físico y psicológico.
  • La persona debe dar la cara a situaciones para las que no se encuentra preparada.
  • Las tareas diarias consumen todo su tiempo y energía.
  • Los niveles de estrés son muy elevados.
  • Los procesos se hacen desde la inconsciencia.
  • El daño cerebral de los pacientes es muy graves.

Perfil de las personas que padecen del síndrome del cuidado

Las personas que cumplen con el perfil de síndrome del cuidador son personas líderes y fuertes, ya que al tener al cuido una persona requieren de mayores destrezas.

Entre las actitudes tenemos las siguientes:

  • Sufren de trastornos del sueño.
  • Son ansiosas.
  • Sufren  de los nervios.
  • Buscan el cuidado excesivo de la persona elegida.
  • Asumen todos los roles del cuidado como suyos.
  • Pierden su independencia como persona.
  • Tienen cambios de humor muy drásticos.
  • Sus comidas sufren muchas alteraciones.
  • Consumen tabaco o alcohol.
  • En algunos casos, buscan el aislamiento social.
  • Tienen problemas con la memoria.
  • Déficit de atención.
  • Disponen de problemas laborales.

Fases del síndrome del Cuidador

Al igual que todas las patologías, el síndrome del cuidador tiene sus fases de desarrollo, siendo las siguientes:

Fase 1: Alteraciones entre las actitudes del paciente

Este es el momento donde se ven cambios en la personalidad del cuidador, deja de ser una persona compresiva y se convierte en alguien más dependiente.

Es muy importante prevenir este trastorno en etapa temprana para evitar futuras complicaciones médicas.

Fase 2: Exceso de cuidado

Ya en esta fase el cuidador ya ha edificado y comprendido su rol, por lo que se encuentra en el desarrollo de actividades cotidiana.

Esta es una fase decisiva porque en ella se desarrollan los síntomas con mayor fuerza ante la adaptación de la nueva situación.

Fase 3: Reacción o respuesta

Esta es la última fase, es el momento en que el cuidador explota con una complicación médica.

Al estar mucho tiempo bajo condiciones de estrés, el cuerpo buscará forma de como liberar energías acumuladas. La persona podría sufrir trastorno de ansiedad y estrés.

Maneras de prevenir el síndrome del cuidador

Existen muchas maneras que se pueden hacer para  prevenir el síndrome del cuidador. Para ello, hemos conformado esta lista:

  • Involucre a otros en las tareas de cuidado.
  • Informe sus incomodidades y sentimientos a la familia o pareja.
  • Busque tener su propio ritmo de vida.
  • Haga actividades recreativas durante su tiempo libre.
  • Busque momento para tomar aire puro y respirar.
  • Mantener al cuidado al margen para que no afecte su propia integridad.
  • Buscar no estar en soledad o evitar el contacto con otras personas.
  • Busque adaptarse en el entorno bien sea familiar o al nivel de amistades.
  • Encontrar actividades que lo liberen de estrés.
  • Mantener el buen ánimo.

El síndrome del cuidador debe ser combatido por la misma persona que lo padece, pues es ella misma la que liberará a su cuerpo de las presiones por el cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *