Segundo Mes de Embarazo Síntomas del Embarazo

Segundo mes de embarazo

El segundo mes de embarazo está comprendido por la semanas cinco, seis, siete, y ocho. En este mes de embarazo el corazón y todo el sistema circulatorio del bebé se van formando; de hecho, en un eco se puede notar una protuberancia que indica en qué lugar se desarrolla su corazón.

Al finalizar la primera semana del segundo mes de embarazo se empezarán a formar los primeros vasos sanguíneos de tu bebé. Sin embargo, en la quinta semana de embarazo el corazón del bebé empezará a latir por sí solo y podrás verlo en una ecografía con tu ginecólogo.

Durante el primer mes el saco vitelino era el encargado de alimentar al bebé, sin embargo, ahora es el cordón umbilical quien empieza a formarse para así reemplazar al saco vitelino por completo.

El cordón umbilical es la formación que trabaja en conjunto con la placenta para así llevar alimento y oxígeno, para ayudar a tu bebé a crecer correctamente.

Al empezar el segundo mes de embarazo tu bebé tendrá la longitud de la punta de un bolígrafo, ¡Es sumamente pequeño! Pero gracias a ti y a tu alimentación irá creciendo cada día.

Cuando va finalizando el segundo mes de embarazo tu bebé irá alcanzando un tamaño de más o menos media pulgada de largo, lo que sería el largo de un frijol. También se irán desarrollando sus pequeños dedos en las manos y en los pies.

También verás que los brazos y las piernas si puedes comparar las ecografías, sin embargo, es posible que aún no logres diferenciar estas estructuras, pero poco a poco, las muñecas, los codos, y los tobillos se hacen visibles.

Ya finalizando el segundo mes sus párpados, orejas, labio superior, y la punta de la nariz se definen poco a poco. Es por esto que es de suma importancia que tomes tu ácido fólico, para de esta manera evitar que tu bebé sufra de labio leporino.

¿Qué alimentación debo seguir durante el segundo mes de embarazo?

Es fundamental que sepas que para este segundo mes de gestación tendrás que nutrir tu cuerpo de manera adecuada, ya que esto será un gran aliado para el sistema circulatorio, digestivo, respiratorio, nervioso y reproductivo del bebé que se desarrolla en tu interior.

Desde el principio del embarazo la nutrición de la madre es primordial, es por ello que debes mantener una buena alimentación durante todo el embarazo.

También tienes que recordar que el consumo de suplementos de hierro, las vitaminas prenatales, y las comidas que contienen nutrientes y vitaminas fundamentales es parte fundamental de la dieta diaria de la madre.

Tu ginecólogo obstetra será quien te indique los suplementos vitamínicos que tienen que consumirse durante esta etapa del embarazo, pero normalmente se recomienda que la ingesta diaria de hierro en una mujer embarazada es de más o menos 27 mg, lo cual es casi un estándar en casi todos los multivitamínicos prenatales.

El consumo de hierro es importante para que no sufras de anemia por el embarazo, lo cual también te hará sentir mejor y con menos mareos.

Otro factor importante es el aumento del volumen de la sangre en el cuerpo de la mujer durante el embarazo, y las demandas nutritivas que tiene un bebé en proceso de crecimiento y de formación causan un mayor riesgo de sufrir una deficiencia de hierro o una anemia completa.

Si buscas consumir hierro en los alimentos tendrás que saber que el tipo de hierro que más fácil se encuentra en los alimentos es el hierro heme, el cual puede encontrarse en la carne magra, como lo es la carne de res, la de cerdo, y la de las aves de corral que poseen una piel oscura.

Todas las verduras que tienen hojas verdes, los frijoles secos, y los guisantes también tienen hierro entre sus beneficios para la alimentación. Si quieres mejorar la absorción del hierro en tu cuerpo puedes ingerirlos junto a alimentos ricos en Vitamina C, como lo son los tomates, las naranjas, o un jugo de limón.

También existen multivitamínicos que tienen hierro extra, por si no tienes un consumo de hierro ideal durante este período.

Síntomas comunes durante el segundo mes de embarazo

En este segundo mes de embarazo posiblemente sientas mareos, ganas de vomitar, vómitos, náuseas, dolor en los senos, aumento en los gases, posiblemente veas como tu vientre “late” rápidamente.

En este período de tiempo probablemente sigas con los cambios de humor, también sentirás asco por ciertos alimentos que antes amabas y ahora te parecen simplemente asquerosos, como el repollo, por ejemplo.

También sentirás atracción por alimentos que antes ni te gustaban y querrás hacer tus propias “recetas” de comida que puede que a los demás les parezca asquerosa, pero a ti y a tu bebé les sabrá a gloria.

Los antojos son sumamente normales y puedes ceder a ellos de vez en cuando. A veces se producen porque tenemos alguna deficiencia en el cuerpo, por ejemplo, un antojo como el pan implica deficiencia de ácido fólico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *