¿Qué ocurre durante el segundo trimestre de embarazo?

En el mismo momento en el cual se da la concepción, el bebé empieza un proceso de desarrollo y crecimiento que se extenderá hasta el momento del parto. Tu bebé irá experimentando muchos cambios importantes en su organismo, e irá activando poco a poco cada uno de sus sistemas hasta que se complete su desarrollo y así pueda sobrevivir fuera del útero materno.

La mitad del embarazo se denomina segundo trimestre, y este mismo está constituido por un comienzo en las semanas 13 o 14 y dura hasta las semanas 26 o 27. Sin embargo, el marco de tiempo correcto depende del criterio que tenga tu médico respecto a este tema. Para todo este período de tiempo el bebé seguirá alimentándose, creciendo, y desarrollándose dentro del útero y sigue experimentando cambios casi a diario.

¿Qué pasa durante esta semana?

Para el momento en el que comienza el segundo trimestre tu bebé seguramente medirá unas tres pulgadas de largo, y tu médico quizás te hable diciéndote que mide ciertas pulgadas o centímetros desde la coronilla hasta sus nalgas. Esto se debe a que durante este período de tiempo el bebé es medido desde la coronilla hasta las nalgas, en vez de medir desde la cabeza hasta los pies, ya que las piernas se encuentran dobladas hacia arriba, más o menos frente al estómago del bebé, porque está en posición fetal.

Cuando comienza este segundo trimestre la cabeza de tu bebé es sin duda la parte más grande de todo su cuerpo, pero para las próximas semanas su cuerpecito irá alargándose para emparejar su tamaño en proporción al tamaño de la cabeza. Lo más importante es que te alimentes bien, porque al finalizar este segundo trimestre el bebé podría medir unas nueve pulgas, ¡o hasta más!

Aquí abajo te menciono algunos de los acontecimientos más importantes que le ocurren en este período de tiempo a tu bebé:

  • El bebé poco a poco ha estado desarrollando sus sentidos, y de hecho en el segundo trimestre podrá escuchar ciertos sonidos, así como los latidos de tu corazón. Esto pasará más o menos, en la semana número 18 de embarazo. Sin embargo, con el paso de las semanas este sentido se va agudizando y podrá llegar a escuchar tu voz.
  • Durante la semana número 20, el bebé ya será capaz de abrir sus ojos. Pero antes de esto sus párpados estaban totalmente sellados y cerrados de manera hermética. Sin embargo, los ojos del bebé no serán capaces de ver nada hasta que llegue el tercer trimestre.
  • Tu bebé ya tendrá una identidad única y propia debido a que sus huellas digitales ya estarán impresas en sus manos y en sus pies cuando haya terminado el segundo trimestre.
  • Por ahora una especie de cabello fino en combinación con una sustancia similar a la cera blanca empiezan a cubrir y a proteger la piel de tu bebé. Hasta los momentos su piel es muy fina, delgada, y arrugada, además que es un poco holgada. Cuando el bebé esté en el tercer trimestre comenzará a crecerle algo de grasa por debajo de su piel para mantenerlo caliente cuando nazca.
  • Ahora el sistema digestivo de tu hijo o hija empezará a funcionar. Otra actividad importante es que tu bebé empezará a producir su propia orina, e incluso, podrá orinar, sin embargo, él no está flotando en orina debido a que la misma se convierte en líquido amniótico.
  • A mitad de este segundo trimestre el sexo del bebé tendría que estar bien definido, por lo que si te realizan una ecografía ya deberías saber si esperas un príncipe o una princesa, claro, si así lo quieres. Ten en cuenta que a veces el bebé no se encuentra en la posición ideal para que el médico visualice si es niño o niña, por lo que este evento podría alargarse un par de citas.

Consejos para este período de tiempo

Ahora mismo tu bebé se encuentra en constante movimiento y será así durante el resto del embarazo. Durante este segundo trimestre de embarazo podrás empezar a sentirlo, más o menos a partir de la semana número 20. Puede que al principio no estés segura de si lo que sientes es el bebé u otra cosa como gases, entre otras cosas, pero con el tiempo aprenderás a identificar estos movimientos y sabrás reconocerlos con facilidad, porque de hecho se irán haciendo muy notorios.

Si le pides a tu pareja que coloque su mano en tu barriga podrá sentir como se mueve el bebé. Incluso podrás ver que sus movimientos porque tu barriga lo hará con sus patadas y puñetazos.

Tu bebé se mueve porque así fortalece sus músculos y además lo preparan para la vida fuera del útero, para que paulatinamente vaya fortaleciéndose y coordinando mejor sus movimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *