¿Qué ocurre durante el primer trimestre de embarazo?

Desde el primer momento en el que se da el proceso de concepción hasta el momento en el que nace tu bebé, él pasa por un proceso de crecimiento y desarrollo que consta de varias etapas fundamentales para que al final del tercer trimestre se encuentre listo para nacer.

Los primeros tres meses del embarazo son parte del primer trimestre de embarazo y consta desde la semana uno de embarazo hasta la número 12 o 13 del mismo.

Es durante estos primeros meses donde la mujer se entera de que está esperando un hijo y tiene que ocurrir en consecuencia la primera cita con el ginecólogo obstetra.

¿Qué pasa durante estos tres meses?

El proceso del embarazo comienza en el momento donde el espermatozoide del hombre logra fecundar el óvulo de una mujer en proceso de ovulación. Gracias al hecho de que muchas mujeres no saben con exactitud en qué momento se pudo dar la fecundación del óvulos los médicos utilizan la fecha del último período como base para calcular el tiempo de embarazo, el cual se denomina FUR (fecha de última regla).

Tu médico contará 40 semanas desde tu FUR para así calcular la fecha probable de parto que tendrás. Casi todos los partos ocurren entre la semana número 38 y la número 42 de embarazo. Sin embargo, muchas veces los médicos pueden calcular la fecha de nacimiento de tu bebé mediante una simple ecografía, tomando en cuenta el tamaño de tu bebé y su peso.

Luego del momento en el que se da la concepción, el bebé empieza un período sumamente importante y básico para su crecimiento que es la etapa embrionaria. La etapa del período embrionario abarca desde la quinta semana de embarazo hasta la décima semana. Cuando el bebé se encuentra dentro de este período de tiempo y de crecimiento se llama embrión.

Cuando un bebé está pasando por la etapa embrionaria está experimentando numerosos cambios de suma importancia en su desarrollo:

  1. En primer lugar las células que tiene el embrión, las cuales se denominan células madre embrionarias, comienzan a desarrollarse y a multiplicarse a un ritmo acelerado. Cada una de estas células se convierten en células fundamentales para formar un cuerpo humano entero con todos los diferentes tejidos de su cuerpo y órganos. Y también cada una de las partes del bebé y sus órganos empiezan a tomar forma.
  2. Otra estructura importante que se forma en la etapa embrionario es la placenta. La placenta se encarga de tomar los nutrientes fundamentales, el oxígeno, y el agua de tu sangre para transmitirlos a tu bebé mediante el cordón umbilical. La placenta también está encargada de depurar el cuerpo del bebé eliminando toxinas y desechos. De hecho, la placenta es capaz de filtrar algunas, no todas, de las sustancias nocivas que puedan estar presentes en tu cuerpo para no transmitirlas al bebé.
  3. Otra formación importante es el saco amniótico, el cual empieza su desarrollo dentro de la etapa embrionaria. Todo su alrededor se encuentra lleno de líquido amniótico, el cual sirve para proteger al bebé dentro del útero de los golpes, sonidos, y más dentro del útero.

Sin embargo, estos no son todos los aspectos importantes de la etapa embrionaria. Aquí podemos mencionar los siguientes:

  • La formación del sistema nervioso: el sistema nervioso es sumamente fundamental en el desarrollo del ser humano, es por esto que este sistema es una de las primeras estructuras en formarse. El sistema nervioso contiene información del cerebro, la médula espinal, y de las células nerviosas.
  • El corazón empieza su formación: en la etapa embrionaria se forma un tubo con forma similar a una S en la parte del frente del embrión, dicha formación está destinada a ser el corazón del bebé. Sin embargo, en un principio no late, pero luego empieza con su tarea de latir y bombear sangre poco a poco.
  • El rostro del bebé: todas las características del rostro de tu bebé van adquiriendo forma poco a poco. Principalmente los oídos y los ojos se están formando a los lados de su cabeza y forman una vinculación con el cerebro. Con el paso de los días se forman la nariz, la boca, y todas las estructuras del rostro.
  • Los brazos y las piernas: inicialmente los brazos y piernas del bebé empiezan a salir como pequeños brotes que sobresalen de los laterales del embrión. Mientras estos brotes crecen los brazos se asemejan a unos remos y las piernas a las aletas, y se forma una rugosidad al final de cada uno. Dichas rugosidades están destinadas a ser los dedos de las manos y pies del bebé.
  • Los órganos sexuales: en la etapa embrionaria se están formando unas células que se convertirán en óvulos o espermatozoides del bebé, dependiendo de la información en su código genético. La vagina o pene de tu bebé podrá visualizarse al final del período embrionario, pero sería muy pronto para decir con exactitud si es niño o niña debido a que sus órganos sexuales no están definidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *