Oro blanco ¿Qué es?

El oro blanco puede ser denominado como una aleación de oro y de otro metal blanco determinado, los cuales podrían ser algunos tales como: el manganeso, el níquel o el paladio.

En su mayoría de veces se encuentra recubierto de rodio con un alto nivel de brillosidad (Como un acabado espejo), esto se debe al brillo apagado del metal de forma ligera y resultando en distintas mezclas.

Cabe destacar que, este tipo de aleación es utilizado de forma frecuenta para realizar joyerías, sobre todo si se trata de alguna alternativa económica para el platino, ya que el costo del oro blanco será menor que dicho metal extravagante.  

Relación entre oro blanco y el oro amarillo

El oro blanco seguirá siendo el mismo oro amarillo (Oro normal), sólo que según el tipo de aleación que se aplicado sobre el mismo determinará cual será su respectivo color.

 Así mismo, gracias a dicha aleación podrá definir si el oro será amarillo, blanco e inclusive de color rosado. Sin embargo, la pregunta es ¿Por qué hacer estas aleaciones y no usar el oro puro?

La respuesta a eso, se ve reflejada en que el oro de 24 quilates (Siendo oro puro), no será apto para ser utilizado al momento de crear distintas piezas de joyería.

Esto se debe a que, es sumamente maleable que cada joya podría terminar dañada o incluso se desluciría con facilidad.

¿Cuáles son las propiedades en este metal?

Se debe mencionar que, cada una de las propiedades de este tipo de metal de color blanco va a depender tanto de los metales como de las proporciones que sean usadas.

Es por ello que, se podrán usar aleaciones de oro blanco para múltiples usos, debido a que la aleación para el níquel será muy dura y a su vez resistente, lo cual se vuelve mejor al momento de fabricar dijes o cualquier tipo de anillos.

En tal sentido, las aleaciones del tipo oro-paladio son un poco más blanda, maleable y acorde para hacer que encajen elegantes piedras. Muchas veces al mezclarse con distintos permite incrementar la durabilidad y el peso.

Los mencionados metales van a ser los siguientes:

  • La Plata.
  • El cobre.
  • El Platino.

Es menester decir que, para obtener una mejor tanto en el peso como en la durabilidad, se necesitará el trabajo especializado de un orfebre.

Por otro lado, una de las maneras para describir distintas aleaciones de oro con una tonalidad blanquecina, se ve reflejada en la creencia equivocada de un color del recubrimiento de rodio, el cual se observa en varias joyas con su tono blanco.

No obstante, dicho color blanco podría cubrir una gama de espectro en tonalidades que pueden pasar del color amarillo claro, a un tono un poco marrón y luego finalizar en una tonalidad rosa clara.

¿Cómo puede ser aplicado el oro blanco?

Mayormente las joyerías han logrado usar y combinar colores diferentes del blanco con su respectivo de rodio, en donde se obtienen grandes obras de joyerías.

Gracias a eso, se han podido crear las siguientes piezas aplicando el uso del oro blanco en cada una de ellas:

  • Pulseras.
  • Relojes.
  • Anillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *