Que son las metodologías ágiles

Las firmas que se montan en la ola de la transformación digital hasta el último ápice, también abrazan las metodologías ágiles. Estas metodologías calan en lo profundo de cada departamento siendo desarrolladas e implementadas.

Con su ayuda se entrega el servicio o producto con una calidad deslumbrante. Por supuesto, con el extra de minimizar tanto tiempos como costes. En definitiva, se torna como un ganar/ganar.

¿Quieres estar en la cresta de la ola, cumpliendo y respondiendo con excelencia a las necesidades de tus clientes? ¡Tienes que implementar las metodologías ágiles!

¿En qué consisten las metodologías ágiles?

Consisten en el conjunto de técnicas que adaptan la manera de trabajo conforme a las especificaciones aplicables a la gestión del proyecto. Están en boga porque se adquiere un plus de flexibilidad, se incrementa la inmediatez para acoplar el proyecto.

Todo mientras el desarrollo contesta y contempla la realidad puntual del entorno. La flexibilidad, autonomía, efectividad, productividad así como merma en los costes caracterizan a las metodologías ágiles.

Se antojan irresistibles para el entorno cambiante y con una demanda in crescendo, ¿verdad?

Ventajas de los equipos que aplican las metodologías ágiles

En este apartado, el atractivo que ofrecen estas metodologías romperá muchos parámetros. ¡Verás que utilizarlas en tu empresa será de las mejores decisiones recientes que has tomado!

Degusta cada ingrediente que convertirá en un éxito rotundo tus próximos proyectos:

  • Minimiza tus costes: El presupuesto se alza como un temido gigante que frena en muchas ocasiones tus propuestas, no ahora. Esta clase de gestión casi remueve el riesgo de fracaso total de tu proyecto. Las fallas se detectan durante el desarrollo, ahorrando errores con la inversión ejecutada.
  • Catapultas la calidad del producto: El equipo será netamente proactivo, buscando la excelencia de cada detalle de tu producto. Se integrarán, verificarán y mejorarán constantemente las cualidades del producto.
  • Motivación a tope del equipo: Por estar auto-gestionados promueven la innovación y creatividad entre sus integrantes.
  • Satisfacción a otro nivel del cliente: Al saberse involucrado, participe de los adelantos así como comprometido durante el desarrollo: se asegura su satisfacción. ¿Cómo? A través de demostraciones así como de entregas constantes, el cliente verá la implementación de las mejorías.
  • Utilización de las métricas claves: Se apegarán más a la realidad respondiendo a parámetros como rendimiento, gastos o tiempo. Al segmentarse en grupos reducidos, se conoce mejor qué ocurre en cada etapa.
  • Colaboración durante el trabajo: Se potencia la organización en el transcurso del proyecto gracias a la segmentación en equipos así como en roles. El punto álgido de tal armonía serán las reuniones recurrentes.
  • Máximo control y habilidad para predecir: Gracias a las revisiones y adaptaciones continuas, cada integrante poseerá mayor control sobre su trabajo. Así se propulsa la habilidad para predecir costes y tiempos.

Top de metodologías ágiles del momento

¿Quieres apostar por una metodología que llevará al próximo nivel tus procesos de desarrollo? Aquí tienes el listado de las favoritas por las marcas a nivel mundial.

  • Extreme Programming XP
  • SCRUM
  • Kanban
  • Agile Inception 
  • Design Sprint, la metodología de Google

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *