¿Deberían los hombres hablar con propiedad cuando hablan de moda?

Vamos a ser sinceros. Por norma general los hombres se pierden entre tanto término fashionista «moderno» cuando hablan de moda: al pantalón lo llaman pantalón independientemente de su variedad, a los zapatos, zapatos y a las chaquetas, chaquetas… Las mujeres, sin embargo, sí que tienden a usar más el término adecuado para cada cosa.

Ojo que hay excepciones, aquellos que aman el buen vestir, los adictos a la moda italiana o los profesionales que trabajan en el sector, se las saben todas. Por supuesto, también lo contrario. Hay chicas que tampoco saben distinguir qué es guateado o qué es Jacquard.

Vamos, que tampoco pasa nada, pero en Dictio nos encanta la moda y la actualidad y, cómo no… tenemos que defender que se hable con propiedad sobre todo cuando se habla de prendas de marcas importantes como Jacob Cohën (https://www.egomadrid.com/20_jacob-cohen), Herno, Premiata, o, C.P. Company entre otras. ¿Cómo? ¿No conoces estas marcas? Deberías comenzar por ahí si quieres llegar a ser un buen fashion victim.

Esta es la lista de palabras que deberías conocer para saber hablar de moda

Conocidas las marcas más relevantes dentro del mundo de la moda masculina, ahora toca aprender a hablar fino. Para ello, te traemos un listado con las palabras que deberían formar ya parte de tu vocabulario.

  • Blazer. Hay pocas personas que desconozcan ya qué «leches» es una blazer. Si eres una de esas personas, grábate a fuego que es una americana informal (con bolsillos, botones metálicos…)
  • Bómber. Su uso normalmente era militar. Ahora, da igual su finalidad. Casi siempre en un concepto informal, se trata de una chaqueta con bolsillos y elásticos en el cuello y en las mangas.
  • Canotier. Atención porque no te lo esperas. Se trata de un sombrero de paja de copa recta, con ala estrecha y plana. Normalmente está adornado con una cinta negra en la copa.
  • Cárdigan. También denominado rebeca. Ahora te suena más ¿verdad? Sí, es una chaqueta de punto sin cuello que suele llevar escote en pico. Las hay con botones o con cremallera, pero es habitual llevarla abierta.
  • Chesterfield. No es ni un sofá vintage ni nos referimos a la marca de cigarrillos. Es un abrigo largo (más o menos hasta la rodilla), sin capucha y con pliegues en el cuello. 
  • Trenca. Ahora tampoco hablamos de un tipo de pez. Lo hacemos de otro tipo de abrigo, esta vez de lana tupida, corto, con capucha y canesú. Suele llevar bolsillos en el frente y se une con piezas de madera o huesos por las presillas.

Ahora que conoces estos términos, perderse en una conversación de moda será más difícil. ¿Has tomado nota?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *