Cuarto Mes de Embarazo Consejos y Alimentación

Cuarto mes de embarazo

El cuarto mes de embarazo está constituido por las semanas número catorce, quince, dieciséis, y diecisiete del embarazo.

Este es el primer mes del segundo trimestre del embarazo, lo cual podría significar que los riesgos disminuyen, sin embargo, igual debes seguir cuidándote para evitar tener complicaciones durante el embarazo.

Durante la primera semana de este mes es probable que tu bebé tenga el largo de lo que sería tu puño cerrado. En el caso de los niños, la próstata se está desarrollando y en las niñas, todos los ovarios se están desplazando hacia la pelvis desde lo que sería el área abdominal de tu bebé.

En tu bebé la glándula tiroides se encuentra funcionando y produciendo hormonas desde su interior. Para estas alturas, el paladar de tu bebé, o el paladar de su boca, ya se ha formado por completo.

Al comienzo de este mes es probable que tu bebé ya tenga algo de vello corporal, llamado lanugo, que lo mantendrá temporalmente caliente hasta que él empiece a acumular su propia grasa. En este punto su cabeza crecerá hasta cuatro veces su tamaño actual y aumentará 60 veces en volumen para el momento de nacer.

Finalizando este mes los pulmones de tu bebé casi pueden funcionar por sí solos. Todos los conductos de aire terminarán de ramificarse a medida que sus pulmones se preparan para recibir oxígeno.

Durante la última semana de este mes los pequeños hipos de tu bebé continúan, sólo que ahora puedes sentirlos como pequeños golpecitos. Una especie de grasa necesaria llamada grasa marrón se está desarrollando debajo de la piel de tu bebé. Esto ayudará a mantener al bebé caliente después del parto. Sin embargo, se desarrollarán capas de grasa adicionales más adelante en el embarazo.

Para este punto tu bebé ahora es del largo de una naranja grande.

¿Qué alimentación debo seguir durante el cuarto mes de embarazo?

Para este mes sería ideal que mantuvieras los siguientes consejos:

  • Para cuando estés en tu casa, tendrás que mantener las opciones saludables cerca de ti. Cuanto más fácil sea para ti tomar algo sano, será más probable que te lo comas.
  • Sin embargo, cuando estés fuera de casa, lo mejor es que lleves contigo un aperitivo saludable que te ayude a mantener distancia de las comidas menos saludables.

Estas son algunas opciones para preparar tus bocadillos:

Para reducir aún más la tentación que tienes en tu casa o en el trabajo, lo mejor será que comiences a empacar y a mantener a tu alcance tus propios refrigerios nutricionalmente balanceados. En esta oportunidad te dejo unas posibles opciones de aperitivos saludables.

  • ½ onza de almendras tostadas con arándanos secos y/o albaricoques
  • Mantequilla de maní (o queso) y galletas saladas o de soda, y una taza de leche descremada o un yogurt bajo en grasa
  • Una naranja o banana junto a una onza de queso en tiras, o con dos cucharadas de mantequilla de maní
  • Una barra de granola baja en grasa y una taza de jugo de naranja natural

Como ya te hemos comentado, comer una dieta balanceada con alimentos coloridos y nutritivos, a la vez que tomas un multivitamínico prenatal, puede causar un impacto significativo en tu salud y en la de tu bebé.

Cuando vayas finalizando este mes de embarazo será importante que sigas consumiendo estos nutrientes específicos y que te asegures de consultar con tu médico antes de tomar una decisión para cambiar tu dieta.

  • Proteínas: carne magra de res, pollo, pavo, cerdo, frijoles, tofu.
  • Alimentos ricos en hierro: carne roja magra, pollo, cerdo, pescado, frijoles y panes y cereales fortificados con hierro.
  • Alimentos ricos en calcio: leche, yogur, queso y productos de soya sin grasa o con un contenido bajo en grasa que están fortificados con calcio.
  • Alimentos ricos en ácido fólico (folato): verduras de hojas verdes, brócoli, y panes y cereales fortificados con ácido fólico.
  • Alimentos ricos en vitamina C: jugo de naranja, cítricos, pimientos morrones
  • Alimentos ricos en zinc: carne, mariscos, frijoles secos, garbanzos y cereales para el desayuno que están fortificados con zinc.

Debes consumir vitamina B12, obviamente no tienes que obsesionarte con eso, pero en definitiva no querrás olvidarte de tomar vitamina B12. Esta es sin duda una vitamina B esencial para la formación en todos los tejidos del cuerpo de tu bebé, y también es muy importante para la correcta replicación del código genético en las células.

La vitamina B12 sólo se encuentra en los alimentos de origen animal, por lo que las vegetarianas deben buscar cantidades suficientes de alimentos que estén permitidos por las pautas dietéticas o por la administración de suplementos adecuados.

Las mujeres que no consumen carne o productos lácteos deben discutir con tu profesional de la salud la necesidad de una fuente suplementaria de vitamina B12 durante el embarazo, como una vitamina prenatal que contiene 100% de RDA para la vitamina B12.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *