Calidad Asistencial OMS

Sin importar cuál sea tu campo de trabajo, la calidad asistencial es un concepto que es de interés para todas las personas, sobre todo si eres un proveedor o receptor de servicios sanitarios u otros recursos relacionados a la salud.

Según lo que es planteado por la Organización Mundial de la Salud, la calidad asistencial es aquella medida mediante la que los servicios sanitarios ofrecen a sus pacientes los mecanismos adecuados para lograr los resultados deseados.

La Organización Mundial para la Salud también establece que una buena calidad asistencial en el campo sanitario,  es aquella que ofrece una buena atención médica, de manera equitativa y con seguridad, efectividad.

Calidad Asistencial OMS

Como se puede observar, la calidad asistencial simplemente lo que hacer es medir la calidad y la manera mediante la cual los pacientes son tratados ante cualquier situación. Este concepto también abarca otros campos, no solo el área sanitaria.

Dentro de todas las comunidades existentes, una buena calidad asistencial es ideal para que dicha comunidad pueda tener un desarrollo pleno, saludable y seguro.

Todos los atributos que posea un sistema sanitario afectan de manera directa la calidad asistencial que dicho sistema ejerza sobre la población en la que es empleado.

En base a lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS)  existen 6 factores claves que tienen una influencia directa sobre la calidad asistencial de un servicio sanitario.

Estos factores tratan de medir todos los ámbitos en los que un servicio sanitario puede llegar a influir en la población. Las 6 dimensiones que se tratan son las siguientes:

Seguridad

Con esto se hace referencia a la garantía que ofrezca un servicio sanitario a sus pacientes de minimizar el riesgo de que se pueda empeorar el estado de salud de una persona y también la seguridad de poder atenderlo cuando este lo requiera.

Efectividad

Lo que se busca medir con este factor es que se pueda brindar todos los servicios sanitarios que son requeridos por una población.

Este concepto también se refiere a que los servicios sanitarios puedan tener los efectos deseados en los diferentes pacientes y comunidades.

Eficacia

La efectividad y la eficacia son términos que van a la mano, la diferencia recae en que la eficacia implica que se puedan lograr al máximo y con el mejor rendimiento y utilización de recursos todos los procesos sanitarios correspondientes.

Gracias a una buena eficacia se puede evitar tener un mal uso de los recursos sanitarios y de esta manera se logra brindad una buena calidad asistencial.

Accesibilidad

En términos básicos, la dimensión establecida de la accesibilidad en la calidad asistencial por la OMS, se encarga de medir la facilidad con la que una población puede recurrir a un servicio sanitario teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Cultural
  • Geográfico
  • Estado económico
  • Horario

Lo que debería ser correcto es que todo servicio sanitario debe ser accesible para toda la población sin importar la etnia a la que pertenezca, su estado socioeconómico, el lugar donde se encuentre o la hora en la que desee asistir.

Centrado en la Persona

Un punto clave de una buena calidad asistencial es que este pueda brindar sus servicios de la manera correcta y que al mismo tiempo el paciente pueda obtener un buen trato y que siempre se tomen en consideración sus deseos y opiniones.

 

Equidad

Al igual que el factor de la accesibilidad, la equidad de la calidad asistencial debe ser garantizada para toda la población sin ningún tipo de distinción ya se por raza, estatus económico, localización, procedencia, etc.

Los servicios sanitarios deben de ser brindados a todas las personas por igual sin discriminarlas en ningún sentido.

Tener en cuenta y cumplir todos estos factores que han sido mencionados son los que  garantizan una buena calidad asistencial según la OMS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *